A los niños les conviene llevar una vida ordenada, sobre todo si pueden organizársela ellos mismos.

Para inaugurar las lecturas recomendadas no podía haber mejor frase ni mejor libro. Muchos de vosotros no habréis conocido a Pippi Calzaslargas (Pippi Langstrump), menudo personaje…
Aunque tiene sólo nueve años, es la niña más fuerte del mundo, incluso más que cualquier hombre, ya que puede levantar a su caballo con una sola mano. Vive en una casa llamada Villa Mangaporhombro con un caballo a lunares llamado “Pequeño tío” y un mono llamado “Señor Nilsson”. La escritora sueca, Astrid Lindgren, nos inició en un mundo de fantasía con la simpática Pippi Calzaslargas. Tiene la cara llena de pecas, el pelo color zanahoria y unas trenzas tiesas como palos peinadas hacia arriba como símbolo de su espíritu de contradicción. Es una niña muy imaginativa y rebelde ante todo convencionalismo: camina hacia atrás, cocina crepes sobre el suelo, duerme con los pies en la almohada; lleva un vestido cosido a retazos, unos zapatos que le vienen grandes, y calza unas medias de colores por encima de las rodillas, de donde le viene su nombre. Guarda un cofre de monedas de oro que le regaló su padre, el Capitán Langstrump, un pirata que navega por los mares del sur.
Pippi tienen mucha imaginación y siempre está inventando nuevos juegos que hacen la delicia de Tommy y Annika, sus mejores amigos. Astrid Lindgren comenzó la historia de Pippi en el invierno de 1941, cuando su hija Karin que se encontraba en la cama enferma de los pulmones le pidió que le contara un cuento. Fue su hija quien le puso el nombre al personaje y Lindgren se inventó así una historia muy fantasiosa que luego contó también a los amigos de su hija. Cuando terminó de escribir el manuscrito se lo regaló a su hija por su décimo aniversario. Fueron muchos los editores y expertos que desaconsejaron la publicación de un libro tan irreverente pero finalmente se publica en 1958. Pippi ha hecho reír y pensar a millones de niños y adultos en más de sesenta lenguas y Astrid Lindgren ha recibido el premio Hans Christian Andersen.

Hace tres años decidí ir a hacer una visita a Pippi Calzaslargas en Estocolmo (Suecia). Allí se encuentra el Junibacken, un museo dedicado a la literatura infantil sueca, especialmente a la de Astrid Lindgren y la casa de mi gran amiga Pippi. Lo pasamos muy bien juntas; me dejó montar en su caballo Pequeño tío, cantamos la canción de la serie de TV que emitían cuando yo era pequeña con sus aventuras, y para despedirnos sellamos con un pacto de saliva nuestra promesa de volvernos a ver.

https://www.youtube.com/watch?v=ORa6IoWeyQA

Hasta muy pronto, amiga.

Todas las historias

Anuncios
Categorías: Mira qué leo | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: