MADRE

“Madre, madre, tú me besas, pero yo te beso más. Como el agua en los cristales, caen mis besos en tu faz… Te he besado tanto, tanto que de mi cubierta estas y el enjambre de mis besos no te deja ni mirar…”

“Madrecita mía, madrecita tierna, déjame decirte dulzuras extremas. Es tuyo mi cuerpo que juntaste en ramo, deja revolverlo sobre tu regazo.”

Extractos de poemas de Gabriela Mistral (Premio Nobel de la Literatura)

I2

(Primera página del libro “La JiRafa sin cuello de Garrafa” (Ed. Babidibú.) Mamá Jirafa esperando el nacimiento de su hijo)

El pasado 23 de noviembre, con motivo del Día Internacional de la Palabra como vínculo de la humanidad fui nombrada “embajadora de la palabra”. Mi misión: blandir la palabra como  única arma para batallar en el ejército de la paz.

Y hoy, más que nunca, si pienso en una palabra que en todas las lenguas y lugares del mundo provoque la misma sensación de vínculo esa es “Madre”. Ellas son siempre nuestro primer amor y el que nos deja una huella más profunda cuando las perdemos. Lo que daría por volver a echarme en el regazo de mi madre, sentir su calor y su mano posada en mí…nadie sabe lo que yo daría.

¡Sólo lo sabemos ella y yo!.

No voy a hablar de lo que significan las madres ni de las heroicidades, muchas veces difrazadas de gestos cotidianos, que hacen cada día o hicieron en la vidas de sus hijos. Todo el mundo lo sabe porque todos tenemos una. También muchas ya lo somos y tomando el testigo de nuestra madre, nos descubrimos en los mismos gestos, las mismas palabras y regañinas.

Pero si quería recomendar un libro para regalar a las madres.

el-principito

El principito es un libro que pueden leer madres e hijos. Un libro que muchas madres habrán leído ya y rescatarán de su infancia. Un libro que aunque está considerado  infantil por la forma en la que está escrito, reflexiona sobre temas tan profundos como el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y la pérdida.

“Porque lo esencial es invisible a los ojos” Antonine de Saint-Exupery “ 

Cómo ocurre muchas veces con las madres. No las ves pero sabes que están ahí, acechando, sigilosas y preparadas para salir de la maleza en cualquier momento.

“A todas las madres del mundo

las que están,

las que ya no están

sobre todo a ellas…

las que lo fueron pero no pudieron o no les dejaron serlo

sobre todo a ellas…

las que no podían pero un día lo fueron o serán

sobre todo a ellas…

las que un día perdieron a un hijo o una hija que las hacía madres

sobre todo a ellas…

Y en especial a mi madre,

sobre todo a ti mamá…

que lo fuiste, lo eres y lo serás para siempre porque habitas cada día en mi y en ti me multiplico con mis hijos.

 ¡Feliz Día de la Madre!

Anuncios
Categorías: Estantes compartidos | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: